A ver, digan todos su nombre…

sarah communication

Supongo que lo más decente y educado, será hacer el choteado post de presentación sobre este blog. Los que me conocen bien, bien, sabrán que este ya es como mi vigésimo noveno intento por tener uno y más que eso, mantenerlo. Los que me conocen bien (nada más a secas), sabrán también que una de las cosas que más se me da, o al menos eso me dijo mi mamá, es escribir y que una que otra vez no me salen tan malas ideas.

Ahora bien, creo que en este primer intento sería bueno explicar dos cosas importantes: la primera es por qué y para qué sigo desperdiciando dominios en la red y segundo, el reto personal que implica este nuevo espacio.

Respondiendo a la primera pregunta, les comparto que la idea es esta vez generar un espacio desde el cual pueda compartir cosas “menos personales” que en blogs anteriores. Los que he tenido (y por ahí conservo uno todavía), son muestras más bien de desahogos emocionales y de textos más personales antes que reflexivos sobre la vida en general. Yo suelo escribir mucho sobre lo que siento porque me ayuda a acomodar ideas y a pensar mejor lo que quiero decir (para que no me pase así, igualito que en la viñeta de Sarah Andersen que comparto aquí mismo), pero en este caso me gustaría mucho convertir este blog en un lugar desde el cual pueda compartir los temas sobre los que estoy interesada y respecto a los cuales me encuentro investigando o leyendo.

Dos de los temas que por ahora se me vienen a la mente son, por un lado, los que atañen a la participación de las mujeres en diferentes esferas, principalmente en lo que a literatura concierne ya que, no están ustedes para saberlo pero yo sí para contarlo, he decidido por fin que mi tema de tesis para la maestría será encaminado a ello (ya luego contaré más al respecto). Últimamente he tenido contacto con muchas mujeres y hombres que se encuentran trabajando de algún modo u otro con la temática de género a diferentes niveles (de hecho, mi mejor amigo es uno de ellos) y creo que hay muchas iniciativas y proyectos dignos de compartir.

El otro tema, tiene que ver con investigación, educación, ciencia, tecnología y cultura… Sí, ya lo sé ese no fue un tema, fueron cinco pero creo que van de cierta forma encadenados unos con otros. Esto es porque también a partir de mi experiencia trabajando en una universidad y siendo profesora, he aprendido dos que tres cosas valiosas sobre las cuales no está de más reflexionar.

Finalmente y antes de que se me olvide la idea, en lo que respecta al reto que significa este nuevo blog, les cuento que una de las cosas que más me cuestan trabajo en la vida, es lograr compartir lo que escribo. Mi familia y amigos que han tenido oportunidad de leerme, han manifestado muy buenos comentarios al respecto, pero para mí no es un “algo” que se me facilite hacer. Aunque no dudo que pueda tener mis habilidades de redacción y todo eso, en la parte emocional y esa que yo creo tenemos todos y que abarca el miedo al rechazo o a la crítica, se vuelve el doble de poderosa cuando de mis textos se trata. Por eso, es que espero que (con la ayuda de todos los que me lean), ese temor se vaya convirtiendo en confianza y me permita también tener retroalimentaciones que orienten mejor esto que me gusta tanto hacer.

Por ende y sin más preámbulo *suena un redoble de tambores imaginario*, les presento hoy 29 de abril de 2016, a mi hijo textual número 7896-B (¡JA!), con la esperanza de lograr comunicar y que se comuniquen conmigo. No les miento, tengo haaaarto miedo de que no sirva, pero tampoco lo sabré a ciencia cierta si no lo pruebo, así dicen, ¿no?

Pues como dice Jorge Drexler: ya está en el aire girando mi moneda y ¡que sea lo que sea!

X.

4 comentarios sobre “A ver, digan todos su nombre…

Agrega el tuyo

  1. Muy buena idea, coconutesca. Aplaudo tu intento por mostrarnos en palabras todo lo que tu mente desborda en conocimientos, intuiciones, sensaciones y emociones. Cuenta con mi crítica segura (ayayayay), pero fraterna para andar juntos por el camino de la investigación 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Casa Octavia

Residencia para Escritoras

Semiósfera vital

El espacio de encuentro y debate en torno a la semiótica, la comunicación y la cultura

Fantasmagorías

Lo que pasa por mi cabeza hecho blog.

A %d blogueros les gusta esto: